Diario San Luis Potosí
Image default
Viral

Los tamales que puedes degustar el Día de la Candelaria en San Luis Potosí

Cada 2 de febrero, los mexicanos se reúnen a comer tamales por el Día de la Candelaria; conoce los famosos tamales gigantes de San Luis Potosí.

Para muchos, el Día de la Candelaria es sinónimo de reunirse con amigos y familia para poder compartir tamales. Sin embargo, esta tradición representa también rituales festivos y sagrados para el pueblo mexicano, pues sus orígenes se remontan a la conquista española.

TE PUEDE INTERESAR:

Sheinbaum impulsa producción de autobuses eléctricos de carga 100% mexicanos

El reunirse a comer tamales cada 2 de febrero es también muestra de la diversidad culinaria del país. De acuerdo con Luis Alberto Vargas Guadarrama, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, en América Latina existen cerca de 400 variedades de tamales.

Sin duda un estado representativo de las variaciones de este platillo es San Luis Potosí, pues ha ganado notoriedad gracias al sabor y tamaño de sus tamales.

¿Por qué se comen tamales el Día de la Candelaria?

La tradición de comer tamales el Día de la Candelaria data de la llegada de los inmigrantes canarios al continente americano. Está profundamente ligada con el proceso de evangelización colonial, ya que en el contexto religioso, específicamente del rito católico, la fecha tiene que ver con acontecimientos bíblicos.

En México, cada 6 de enero se celebra el Día de Reyes compartiendo una rosca, la cual tiene ocultas  figuras del Niño Jesús. Quien encuentre alguna de las figuras deberá llevar los tamales el 2 de febrero.

Adicionalmente, el 2 de febrero es la fecha que marca el inicio del ciclo ritual indígena, mismo que concluye el 30 de noviembre. Por lo tanto, la tradición tiene también orígenes prehispánicos.

Tamales tradicionales de San Luis Potosí

Uno de los tamales más distintivos del Estado es el zacahuil. Este puede llegar a medir hasta cinco metros de largo, por lo que se divide en pequeñas porciones y se sirve acompañado de rajas de chile y cebollas encurtidas.

Se elabora a base de masa, chile ancho y guajillo. Puede estar relleno de carne de pollo, guajolote o cerdo.

dia-de-la-candelaria-zacahuil

De a poco otra variedad de la Huasteca ganó popularidad. Se trata del Bolím, un tamal gigante parecido al zacahuil, pero diferente en su sabor. Una de sus principales características es que debe contener un ave entera, con cabeza y alas.

La cultura tének lo considera un alimento sagrado, por ello se prepara ocasionalmente para eventos grandes o importantes.

dia-de-la-candelaria-bolim

Otra variante son los tamales chilpanados. Su principal característica es que se elabora con poca masa para hacer más fácil su consumo. Se sirven durante las festividades de Xantolo.

Además, se adereza con el sarabando, una especie de frijol tierno que crece en Aquismón y diferentes municipios que pertenecen a la Huasteca del país, que al mezclarse con el puerco y la hoja de papatla o la de plátano le da un sabor único.

dia-de-la-candelaria-tamales-chilpanados

Notas relacionadas

Why Sun Salutations Are So Much More Than Just a Warm-Up

Diario SLP

7 Must-Know Tips to Get the Most Out of Your Restorative Practice

Diario SLP

Find Your Match Among the Many Types of Yoga

Diario SLP